¿Cómo limpiar un kamado? Con pirolisis, el método más eficaz

¿Cómo limpiar un kamado? Si eres un amante de las barbacoas y tienes un kamado, sabrás lo importante que es mantenerlo limpio para asegurar un rendimiento óptimo.

Pero, ¿sabías que existe un método de limpieza especialmente eficaz y fácil para los kamados?

Se llama pirolisis, puedes haberlo escuchado para hornos de alta gama que lo utilizan.

¿Qué es la pirólisis?

La pirolisis es un proceso de descomposición térmica que se produce a altas temperaturas, alrededor de los 500°C, cuando desaparece el oxígeno y no hay peligro de combustión.

Este método se utiliza para eliminar los residuos y la suciedad acumulada en el kamado, dejándolo como nuevo. Es una forma natural y segura de limpiar tu kamado, sin necesidad de utilizar productos químicos agresivos que no son recomendables.

Es ideal para utilizarlo en el kamado, ya que esta diseñado para aguantar altas temperaturas en su vasija de barro y al estar cerrado permite realizar una pirolisis efectiva y quitar la grasa o incluso el humo acumulado en la parte superior.

como limpiar un kamado

¿Cómo limpiar un kamado con pirolisis?

Para alcanzar la pirolisis necesitarás llevar tu kamado a altas temperaturas. Mi recomendación es una vez hayas terminado de usar el kamado en una barbacoa y aún este encendido, aproveches y limpies el kamado con pirolisis. Mejor si aprovechas con una comida a mediodía para que a última hora de la tarde puedas recoger los restos acumulados.

Primero quita las parrillas y la piedra refractaria y añade carbón, no mucho, con menos de media carga es suficiente. Si hubiera ceniza, retírala del fondo para que haya un flujo de aire y no se obstruya.

A continuación, abre los tiros de arriba y abajo completamente para que el interior del kamado alcance temperaturas muy altas. Cómo tendrás carbón de la barbacoa se encenderá sin problemas.

La alta temperatura quemará todos los residuos y suciedad del interior del kamado. No abras el kamado cuando este al máximo, puede eructar provocando alguna llamarada al entrar oxígeno. Tienes que dejarlo cerrado y que vaya bajando la temperatura según se consuma el carbón, le llevará poco más de un par de horas.

Una vez finalizado el proceso, abre el kamado y verás la cúpula superior limpia, sin el color negro del humo acumulado. Ya sólo tendrás que retirar las cenizas resultantes y tu kamado estará listo para ser utilizado nuevamente.

Ventajas de limpiar con pirolisis el kamado

La pirolisis ofrece numerosas ventajas.

En primer lugar, es extremadamente eficaz para eliminar cualquier tipo de residuo, desde restos de comida hasta grasa acumulada.

Además, la pirolisis no daña el material del kamado, por lo que no tendrás que preocuparte por posibles daños o desgastes.

También es muy rápido, ya que en pocas horas tendrás tu kamado limpio y listo para la próxima barbacoa.

¿Cuándo limpiar el kamado con pirólisis?

No tienes que aplicar la pirólisis cada vez que utilices el kamado, es una limpieza profunda que se suele hacer una o dos veces al año, y dependiendo del uso que le des. Si utilizas el kamado muy a menudo durante todo el año puedes realizar esta limpieza entre 3 y 4 veces al año.

Si usas el kamado de manera estival, aprovechando el buen tiempo de la primavera o el verano, puedes realizar la pirolisis en la última barbacoa que hagas en la temporada. Así dejarás el kamado listo para el año siguiente. Aquí te recomiendo que no te cierres a usar el kamado en invierno, es un horno cerrado y cómodo de usar incluso con nieve o lluvia.

Para el día a día haz una limpieza regular de las parrillas y el kamado. Siempre, siempre, siempre que acabes de hacer una barbacoa limpia las parrillas. Si dejas que se acumule la suciedad, te serán más difícil de limpiar y si cocinas con las parrillas en ese estado, la suciedad pasará a tu comida.

Deja un comentario