¿Cómo funciona un kamado?

Los kamados son originarios de Japón, donde se han utilizado durante siglos para cocinar una amplia variedad de platos. Sin embargo, nada tiene que ver los que se usaban hace cientos de años con los kamados modernos que tenemos hoy en día, es cómo comparar una carreta tirada por bueyes con un coche. Así que, ¿cómo funciona un kamado?

Los materiales actuales potencian las cualidades del kamado en cuanto a retención del calor o la calidad del deflector, y los diseños modernos han mejorado el uso de los controles de ventilación, el hermetismo o la utilización de múltiples parrillas. Todo esto hace el kamado ideal para asar, ahumar, hornear e incluso cocinar a fuego lento.

Vamos a profundizar en las principales claves de cómo funciona un kamado en cuanto a su:

  • Sistema de ventilación
  • Aislamiento térmico
  • Combustible
  • Control de temperatura

Sistema de ventilación del kamado

El funcionamiento de un kamado se basa en el principio de la convección.

En su interior, el kamado cuenta con un sistema de ventilación que permite controlar la cantidad de oxígeno que llega al carbón depositado en la vasija interior. Esto es fundamental para regular la temperatura de cocción.

Al abrir o cerrar las aberturas de ventilación, puedes aumentar o disminuir el flujo de aire, lo que a su vez afecta la intensidad del fuego y la temperatura dentro del kamado.

como funciona un kamado

El aire entra por la apertura inferior, atraviesa las brasas y sube por el interior del kamado hasta salir por el tiro superior. Esta es la clave de cómo funciona un kamado.

Aislamiento térmico del kamado

El kamado también cuenta con un sistema de aislamiento térmico altamente eficiente y con una baja perdida de humedad.

Gracias a su construcción de doble pared y los materiales refractarios de alta calidad, el kamado puede retener el calor de manera excepcional. Esto significa que puedes cocinar durante horas sin tener que preocuparte por fluctuaciones de temperatura.

Además, el aislamiento ayuda a reducir el consumo de combustible, lo que hace que los kamados sean más eficientes energéticamente. Puedes hacer asados de 18 horas a 120ºC con una sola carga de carbón.

como funciona un kamado circulación

La construcción cerámica del kamado actúa almacenando calor, que posteriormente libera de manera constante para lograr temperaturas de cocción estables y asar los alimentos de manera uniforme.

Combustible para el kamado

El combustible utilizado en un kamado puede ser carbón vegetal, madera o una combinación de ambos.

El carbón vegetal es la opción más popular debido a su facilidad de encendido y su capacidad para generar una temperatura alta.

Por otro lado, la madera proporciona un sabor ahumado característico a los alimentos y puede ser utilizada en combinación con el carbón vegetal para lograr resultados excepcionales. No es recomendable usar sólo madera en el kamado, ya que va a resultar difícil encenderla.

Mi opción ideal es usar carbón y añadir varios trozos de madera a diferentes alturas del carbón, así conseguirás dar diferentes matices a tus asados.

Control de temperatura en el kamado

Una vez que has encendido el fuego en tu kamado, es importante prestar atención a la temperatura y estabilizarla.

La mayoría de los kamados cuentan con un termómetro incorporado en la tapa, que permite monitorizar la temperatura interna en todo momento. Además, puedes utilizar sondas de temperatura adicionales para obtener mediciones más precisas de la temperatura interior de la carne.

El control de la temperatura en un kamado se logra mediante el ajuste del tiro inferior y del tiro superior.

Si deseas aumentar la temperatura, debes abrir las aberturas para permitir un mayor flujo de aire.

Por el contrario, si deseas disminuir la temperatura, debes cerrar las aberturas para reducir el flujo de aire.

Es importante tener en cuenta que los cambios en la temperatura pueden tomar algún tiempo en reflejarse, por lo que es recomendable realizar ajustes gradualmente.

Cuando quieras estabilizar el kamado a una temperatura estable, por ejemplo, a 120ºC haz lo siguiente: cuando el termómetro del kamado este a 30ºC del objetivo, es decir a 90ºC, cierra el tiro inferior a 2,5 cm. Cuando alcance los 105ºC, cierra el tiro inferior a 1 cm. y el superior ciérralo también a 1 cm. o, según el modelo, con el tiro cerrado pero la rueda de margaritas con los orificios abiertos.

Una vez domines esta técnica sabrás como funciona un kamado para hacer cualquier receta.

Ahora que sabes cómo funciona un kamado…

Una vez que has dominado el arte de controlar la temperatura en tu kamado mediante el sistema de ventilación, teniendo en cuenta las propiedades de retención del calor y la carga de carbón que utilices se abrirá un gran abanico de posibilidades en tus barbacoas.

Puedes asar carnes jugosas, ahumar costillas tiernas, hornear pan fresco o incluso cocinar lentamente un guiso delicioso.

La versatilidad de los kamados los convierte en una herramienta imprescindible a la hora de hacer barbacoas.

En resumen, los kamados son dispositivos de cocción únicos que funcionan mediante el principio de la convección y aprovechan al máximo el aislamiento térmico. Su capacidad de retener el calor y controlar la temperatura los convierte en una opción ideal para los amantes de asar a la parrilla.

Tags:

Deja un comentario